Tres investigadores de Geología se adjudican fondos de Fondecyt de Iniciación en Investigación 2020

Las académicas Patricia Larrea y Alida Pérez junto al investigador Benigno Godoy lograron tres años de financiamiento para estudiar un campo volcánico monogenético máfico, flujos de meteorización química y magmatismo de Los Andes.

Tres investigaciones con distintas aproximaciones en zonas volcánicas a lo largo de nuestro país, realizarán dos académicas y un investigador de nuestro departamento gracias al  financiamiento público adjudicado a través del concurso Fondecyt de Iniciación en Investigación 2020 que otorga cada año la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID,  con el objetivo de “Fomentar y fortalecer el desarrollo de la investigación científica y tecnológica de excelencia a través de la promoción de jóvenes investigadores(as), mediante el financiamiento de proyectos de investigación de 2 a 3 años de duración".

La Universidad de Chile se adjudicó 36 proyectos en total, de los cuales 8 fueron patrocinadas por la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas y de ellos, 3 son del Departamento de Geología.

  • “Evolution of a mafic monogenetic volcanic field within the main arc of the Central Andes (Northern Chile)” de Patricia Larrea,
  • “Chemical weathering fluxes from continental arc volcanoes and their implication for elemental and atmospheric CO2 budgets in the Southern Andes” de Alida Pérez
  • “Slab-derived fluids contribution to arc magmatism at the Altiplano-Puna Volcanic Complex (Central Andes, northern Chile) by Boron and Oxygen isotopes systematics” de Benigno Godoy

 
Volcanes monogenéticos

Patricia Larrea. profesora asistente de nuestro Departamento explica que “las zonas de subducción son agentes importantes en el crecimiento de la corteza continental y la evolución del sistema corteza-manto a través del tiempo. Los conos monogenéticos máficos en estos ambientes han sido poco estudiados y este proyecto tiene como objetivo abordar esta brecha de conocimiento mediante el estudio multidisciplinario (vulcanología de campo, geomorfología, petrología, geoquímica y geocronología) del Campo Volcánico El Negrillar, el mayor campo monogenético en el borde suroeste del Complejo Volcánico del Altiplano-Puna”.  

Larrea centra su investigación en la composición máfica porque “los hace ideales para el estudio de los procesos del manto y, además, son ubicaciones excelentes para investigar la fuente de estos magmas de pequeño volumen que se propagan a la superficie formando eventos "monoepisódicos". 

Flujos de meteorización química

El estudio de Alida Pérez fue el mejor en la categoría de Ciencias de la Tierra de este año, excelencia que además del Fondecyt le permitió obtener financiamiento a través de U-INICIA de nuestra Universidad.

La profesora asistente se enfocará en “determinar las tasas de meteorización química desde las rocas y los flujos naturales de consumo de dióxido de carbono atmósferico y volcánico en los volcanes de los Andes del Sur entre los 38º y 42º de latitud sur. La Zona Volcánica de los Andes del Sur tiene el potencial de ser un gran contribuyente a los flujos de meteorización globales debido al su gran concentración de volcanes y rocas volcánicas, alta actividad hidrotermal y su clima lluvioso. Este proyecto utilizará trazadores geoquímicos para determinar el rol que tienen los volcanes en arcos continentales (como el chileno) en el consumo de CO2 a escala geológica y la contribución desde estos ambientes a los inventorios globales de nutrientes derivados de las rocas”.

Fertilidad volcánica

El investigador asociado del Centro de Excelencia en Geotermia de los Andes CEGA y de nuestro Departamento, Benigno Godoy se dedicará a “establecer una relación entre la hidratación de la cuña del manto astenosférico, por fluidos provenientes de la corteza subductante y la presencia de zonas parcialmente fundidas en la corteza continental, las cuales serían generadas por el ascenso de este material astenosférico hidratado. De esta manera, se propone que las zonas con mayor hidratación de esta cuña estarían relacionadas con zonas con mayor presencia de estos fundidos corticales. Para esto, se trabajará en los Andes Centrales, en la zona denominada Complejo Volcánico del Altiplano-Puna (21°-24°S). En esta zona se ha determinado la presencia del ’Cuerpo de Magma del Altiplano-Puna’ (Altiplano-Puna Magma Body), una zona parcialmente fundida de la corteza localizada entre 4-25 km bajo el nivel del mar, proponiendo para este cuerpo una génesis asociada a la inyección de magmas más hidratados que en otras zonas de los Andes Centrales. Para determinar esto, se utilizarán principalmente isótopos de Boro y Oxígeno, y serán comparados diferentes edificios volcánicos en los Andes Centrales localizados tanto dentro del Complejo Volcánico del Altiplano-Puna como hacia el norte y sur de este complejo”.

Godoy especifica que la importancia de la zona de estudio está dada por la fuerte intensidad magmática, en forma de grandes erupciones debido a que la hidratación de la cuña del manto se relaciona con la cantidad de magma que pueda ser generado en una zona, lo que se denomina fertilidad.

Publicado el jueves 22 de octubre de 2020

Compartir:
http://uchile.cl/ge169929
Copiar